miércoles, 22 de marzo de 2017

EMERGENCIAS COMO LA DEL RÍO NIMA PUEDEN PRESENTARSE EN TODO EL VALLE



PIDEN ESPECIAL ATENCIÓN A RÍOS GUADALAJARA, AMAIME Y DAGUA



Llegada temprana de la temporada de lluvias, que iría hasta mediados de junio, ya tiene suelos saturados de humedad lo que implica que se pueden presentar más eventos como el ocurrido con el río Nima.
 

B – 80 Cali, marzo 21 de 2017

Las crecientes súbitas que se presentaron en los ríos Nima y Tuluá en las últimas horas no se presentaron por lluvias intensas sino por la humedad que se ha venido acumulando y que ha saturado los suelos. Esto se debe a la temprana llegada de la temporada de lluvias que iría hasta mediados de junio. La CVC advierte que hay suelos saturados en todo el Valle por lo que se pueden repetir estas situaciones y pide especial atención a las cuencas de los ríos Guadalajara, Amaime y Dagua.

En el caso del río Nima, según el registro de las estaciones pluviométricas de la Red  Automática de la CVC, la lluvia detonante se concentró únicamente sobre la cuenca de río Nima con un valor total de 39 milímetros en 24 horas y un evento aislado de 9 milímetros por hora entre las 4:20 y 6:00 p.m.  “Estos datos son normales para la época, sin embargo, se debe tener en cuenta que al 20 de marzo ya había un acumulado de 188 mm en 13 días, es decir, que ya se superó el promedio histórico para el mes de marzo. Esto implica un alto grado de saturación y suelos vulnerables a deslizamientos que muy probablemente generaron el evento tipo avalancha sucedido”, explica Óscar Ramírez Benjumea del Grupo de Recursos Hídricos de la CVC.

De igual manera, en la cuenca del río Tuluá,  la red reporta lluvias con intensidades dentro de los rangos normales para la época pero ya hay un acumulado que superó el promedio histórico para marzo en las estación Mateguadua  (parte Baja) y lo igualó en la estación El Diluvio (parte media alta con influencia en Tuluá y Guadalajara).

“La primera temporada del año regularmente va de mediados de marzo a mediados de junio, pero en esta ocasión ya hay suelos saturados de humedad porque desde principios de marzo hasta la fecha hemos tenido precipitaciones casi todos los días del mes”, explica Saúl Ramírez, técnico en meteorología de la CVC. Añade que se espera que las lluvias se incrementen progresivamente en los próximos días teniendo su pico máximo a finales de abril y primeros días del mes de mayo, en consecuencia la CVC prevé que continúen afectaciones tales como derrumbes y deslizamientos de tierra en las zonas de ladera, crecientes súbitas, inundaciones y afectación por descargas eléctricas.

“Hay que poner especial atención en las cuencas de los ríos Guadalajara, Amaime y Dagua que ya superan ampliamente el promedio histórico para el mes de marzo”, advierte Óscar Ramírez.

La CVC ha extremado monitoreos, seguimientos y patrullajes y pide a la población reportar inmediatamente a las autoridades cambios en la coloración de las aguas pues eso permitiría advertir con tiempo la ocurrencia de una avalancha como sucedió en el caso del río Nima.

Asimismo, pide abstenerse de usar los ríos para fines recreativos y recordó que aunque el día esté soleado se pueden producir lluvias en la parte alta de la cuenca y producir crecientes súbitas que pueden ocasionar tragedias.

Síganos en Twitter @CvcAmbiental, en Facebook CVCambiental y en nuestros canales youtube.com/informativocvc o youtube.com/cuentosverdes


Redactó: Hermann Bolaños
Revisó: Oscar Ramírez – Wilson García  


0 comentarios:

Compartelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More