viernes, 24 de febrero de 2017

CVC Y SAG ENSEÑAN CÓMO CONTROLAR EL CARACOL AFRICANO



ESCOMBROS Y RESIDUOS SON CALDO DE CULTIVO 


CVC a través de un convenio con la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle del Cauca-SAG, recorre el Valle enseñando a las comunidades cómo se puede controlar la proliferación del caracol gigante africano.  Es necesario que cada dueño de predio sea consciente, que es el único responsable en el control de esta especie invasora.
 


B-44 Tuluá 23 de abril de 2017

La CVC a través de un convenio con la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle del Cauca-SAG, está recorriendo el Valle enseñando a las comunidades cómo se puede controlar la proliferación del caracol gigante africano.

Desde el 2011 la CVC, a través de funcionarios y ejecución de convenios, viene llegando a todos los rincones del departamento capacitando y sensibilizando a la comunidad sobre el manejo y disposición final de los caracoles gigantes africanos. Sin embargo, por malas prácticas como no disponer adecuadamente escombros, residuos vegetales, excretas de animales y no tener limpios los lotes propios y baldíos, esta especie invasora encuentra el lugar perfecto para proliferar de manera exponencial. Cualquier caracol, ya que son hermafroditas, puede poner hasta 300 huevos.

El convenio CVC – SAG busca generar conciencia de la importancia de tener en óptimas condiciones los predios y de que la comunidad se apropie el protocolo de  recolección  y disposición final y no que esperen a estar invadidos para buscar una solución a través de terceros. Es necesario que cada dueño de predio sea consciente, que es el único responsable en el control de esta especie invasora.

Cabe recordar, que este molusco trasmite parásitos y bacterias que pueden causar enfermedades a personas o animales. Desplaza especies nativas y causa daños irreparables a nuestros ecosistemas, dado que sobrevive en todos los climas. Además acaba con cultivos, generando grandes pérdidas económicas.

La CVC reitera que la misma comunidad debe controlar el caracol gigante africano por su propio bienestar a través de un sencillo protocolo: Usar implementos de protección (tapabocas y guantes); recoger los individuos en bolsas plásticas; abrir un hueco en la tierra de aproximadamente 60x60 centímetros; acondicionarlo con cal; enterrar los caracoles; aplicar cal de nuevo y tapar el hueco.

Síganos en Twitter @CvcAmbiental, en Facebook CVCambiental y en nuestros canales youtube.com/informativocvc o /cuentosverdescvc

Redactó: Paola Andrea Holguín Ayala
Revisó: María Fernanda Mercado Ramos-Herman Bolaños-Wilson García





0 comentarios:

Compartelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More