viernes, 12 de febrero de 2016

CVC SUSPENDE VERTIMIENTO DE LIXIVIADOS AL RÍO CAUCA EN RELLENO SANITARIO COLOMBA – EL GUABAL EN YOTOCO

CONTINÚAN OPERATIVOS DE CONTROL AMBIENTAL EN EL VALLE DEL CAUCA

Las afectaciones se estaban desarrollando en el río Cauca a la altura del municipio de Yotoco, producto del vertimiento de lixiviados sin tratamiento y la intervención del cauce del río sin ninguna autorización.
B-24 Cali, febrero 12 de 2016.
Un operativo encabezado por el director general de la CVC, Rubén Darío Materón Muñoz y técnicos de la Corporación, pudo establecer en la últimas horas las graves afectaciones que venía siendo objeto el río Cauca a su paso por Yotoco, producto de la descarga de lixiviados sin previo tratamiento por parte de los operadores del relleno sanitario Colomba-El Guabal.  

En la visita se pudo constar que el vertimiento tenía una coloración oscura, con fuerte olor a amoníaco, presumiblemente correspondiente a lixiviado crudo. “Inmediatamente ordené unas pruebas de laboratorio en campo que nos permitieron  comprobar que  la mayoría de parámetros evaluados exceden el límite establecido por la CVC, es decir, la calidad del vertimiento incumple los compromisos establecidos en la Licencia”, comentó el Director General de la CVC.

Adicionalmente, se descubrió la construcción de una obra en el río Cauca para desviar sus  aguas hacia el sitio de la descarga, con el objeto de diluir el vertimiento. Se informó por parte de un morador de la zona, que la actividad se había realizado en las últimas 48 horas usando una retroexcavadora.

Ante esta situación, el Director de la Corporación ordenó la suspensión inmediata del vertimiento al río Cauca y la imposición de una medida preventiva sancionatoria contra la empresa encargada de la operación del relleno sanitario.

Un agravante de la situación fue el impedimento que tuvieron los funcionarios de la CVC cuando intentaron ingresar a las instalaciones del relleno e inspeccionar el totalizador de caudal efluente, lo cual fue imposible porque el operador adujo que no encontraba las llaves del candado de la caja de inspección.

Según el artículo  58 del decreto 3930 de 2014 en el seguimiento de los permisos de vertimientos, la autoridad ambiental competente efectuará inspecciones periódicas a los usuarios y establece que “La oposición  por parte de los usuarios a tales inspecciones y a la presentación de las caracterizaciones requeridas dará lugar a las sanciones correspondientes.”


El ingeniero Materón Muñoz manifestó que "no podemos permitir que ninguna empresa, fábrica, industria o particular haga vertimientos de esta clase a nuestros ríos, burlando los parámetros establecidos y atentando contra la biodiversidad de nuestra región, por ello hemos redoblado vigilancia y hemos solicitado apoyo de la Policía Nacional para tener un mayor patrullaje en ríos y cuencas y así detener a los infractores de la naturaleza".


Proyectó: Wilson García Quintero.
Revisó: Pedro Nel Montoya – Iris Eugenia Uribe. 

jueves, 11 de febrero de 2016

ALERTA POR LOS HUMEDALES DEL VALLE DEL CAUCA

AUTORIDADES POLICIALES Y AMBIENTALES UNIDAS POR EL AGUA



Taponar la entrada y salida del caño construido por el propietario del predio Rancho Grande,  con tierra del dique levantado allí sin autorización, recuperar la capa vegetal removida en las zonas prioritarias, habilitar el paso de agua por el tramo de Caño Nuevo que había sido taponado, demoler los 2.134 metros lineales del dique construido y utilizar los 77 mil m3 de tierra del jarillón para tapar el canal trazado por los infractores, serán las nuevas acciones que emprenderán las instituciones vallecaucanas para la recuperación efectiva de este humedal.

B-23, Cali 11 de febrero de 2016

Un equipo interinstitucional compuesto por funcionarios de la alcaldía de Buga, la Gobernación del Valle, la Policía y la CVC avanza en las investigaciones que permitieron valorar la cantidad de obras a demoler y a restaurar, así como la inversión necesaria para deshacer las obras realizadas en el predio Rancho Grande ubicado en el Distrito Regional de Manejo Integrado, DRMI Laguna de Sonso.

Dos de los 91 humedales del corredor del río Cauca, en el suroccidente colombiano, han sido atacados en menos de un mes, por eso la CVC y la Policía hacen un llamado para conformar brigadas de protección ambiental que ayuden a controlar las acciones de particulares y a participar en la restauración, preservación y uso sostenible de estos ecosistemas.

Las autoridades municipales y departamentales, junto con la CVC realizarán una minga en la que unos pondrán bulldozer, otros gasolina, otros personal, y todos personal y recursos para devolver las condiciones de la zona amortiguadora del principal humedal del Valle del Cauca, toda vez que la Laguna de Sonso es el principal humedal en la planicie aluvial del río Cauca y ecosistema lagunar de extensión considerable autóctono que existe en el Valle del Cauca.

Por su parte, la CVC inicia desde ya la inclusión de proyectos de inversión que permitan, en el Plan de Acción 2016 – 2019, restablecer el servicio ecosistémico de regulación hídrica del Distrito Regional de Manejo Integrado, DRMI Laguna de Sonso, descolmatar la zona norte de la Laguna en al menos 30 has con la comunidad del sector, ejecutar sistemas de tratamiento de vertimientos para los poblados de El Vinculo y Zanjón Hondo en el centro del Valle, así como fortalecer el turismo de naturaleza y la educación ambiental en la zona.

Debe frenarse de manera inmediata a propietarios de predios, que están aprovechando la falta de agua, propia del verano intenso, para expandir sus fronteras agrícolas, robando el espacio que el río Cauca utilizará cuando vuelvan las lluvias, por lo que tanto Policía como alcaldías, Gobernación y CVC, avanzan en estrategias de protección física y ambiental.





Recuento de los ataques:

1.    El primer ataque fue realizado a finales de diciembre de 2015, en los predios Rancho Grande y Bello Horizonte, contra el Distrito Regional de Manejo Integrado, DRMI Laguna de Sonso, un área con la categoría de protegida. Profesionales de CVC establecieron que las intervenciones realizadas en 45.086 mt2, no solo no contaban con la debida autorización de la autoridad ambiental, sino que afectaron directamente la zona de influencia de la Laguna, poniendo en riesgo el río, la comunidad y las especies de flora y fauna de la zona. Allí se encontraron el trazado de un dique y un nuevo canal construido a menos de 50 metros del borde del barranco del río Cauca, invadiendo parte de la franja forestal protectora, que debe tener mínimo 50 metros.  

2.    El segundo ocurrió el 4 de febrero; allí la CVC y la Policía Nacional encontraron 9 máquinas desarrollando actividades de adecuación de terreno en un lote, en zona de amortiguación del humedal Tiacuante El Conchal, ubicado en el corregimiento Chambimbal en el municipio de Buga, sin permiso de la autoridad ambiental para realizar dicha adecuación,movimientos de tierra inadecuada, descapote de material vegetal e intervención de canales y se determinó que el predio donde se estaba realizando la actividad corresponde a un área que hace parte de la huella del humedal, de acuerdo con el modelo de elevación digital que fue levantado por la CVC. La operación dejó como resultado la inmovilización de 8 buldozer y la captura de 8 personas.

3.    El tercero sucedió el 6 de febrero a kilómetro y medio del Centro de Educación Ambiental Buitre de Ciénaga de la CVC, también cerca a la Laguna de Sonso, allí se realizaba extracción de tierra, tala y quema de material vegetal, para realzar un dique y conformar uno nuevo, en 2 hectáreas aproximadamente, sin los respectivos permisos. El predio también está ubicado dentro del área forestal protectora del río Cauca.

En todos los casos, los propietarios de los predios serán sometidos, así como los dueños de las maquinarias y los equipos, a procesos legales que pueden representar penas que vandesde multas y obligaciones de reparación, hasta cárcel.

Síganos en Twitter @cvccorporación, en Facebook CVC Valle del Cauca y en nuestros canales  youtube.com/informativocvc y youtube.com/cuentosverdes

Proyectó: Beatriz E. Canaval T.
Revisó: Wilson García – Pedro Nel Montoya-Iris Eugenia Uribe – María Isabel Salazar.





miércoles, 10 de febrero de 2016

OSOS EN EL VALLE DEL CAUCA

CVC SE VINCULA A ESTRATEGIA DE CONSERVACIÓN



El Oso Andino, es una especie emblemática del Valle del Cauca. Los páramos y bosques de niebla son su hábitat y al mismo tiempo sufren las consecuencias de la ganadería y la agricultura, por eso se requieren acuerdos con actores locales, juntas de agua, propietarios, cazadores y asociaciones campesinas. Disminuyendo la presión sobre el oso, se cuidan los ecosistemas que lo sustentan. Último avistamiento se llevó a cabo en la Reserva Natural Nirvana en la ciudad de Palmira.


B- 22  Cali 10 de febrero de 2016

El Oso Andino en su necesidad de comer ataca el ganado y los cultivos, por eso, en sitios como el Parque Natural Regional El Duende, la zona alta del Distrito Regional de Manejo Integrado de Atuncela y la Serranía de los Paraguas, en el Valle del Cauca, se realizará el monitoreo que permitirá conocer la ocupación de la especie y avanzar en procesos de concertación con los propietarios de las fincas, para evitar el conflicto entre el oso y el hombre.

La CVC, se sumó al Proyecto “Conservamos La Vida” del que hacen parte Parques Nacionales Naturales, la Fundación de Grupo Argos, Wildlife Conservation Society (WCS), Cementos Argos y Celsia-Epsa. Este equipo trabaja por la conservación del oso de anteojos (Tremactus ornatus), que no sólo es la única especie de oso en América del Sur, sino que también se encuentra en estado vulnerable para Colombia.

Con el proyecto, la Corporación avanzará en la preservación del ecosistema donde vive el oso para, con el apoyo de las comunidades, trabajar en la conexión de las áreas protegidas regionales y las de Parques Nacionales y sus zonas aledañas, garantizando el bienestar del Oso Andino y su hábitat en el territorio vallecaucano.

La CVC incluirá el trabajo por el Oso Andino en el Plan de Acción 2016-2019, para garantizar la continuidad en procesos y metodologías para la conservación de la especie, que está catalogada entre las especies “sombrilla”, es decir aquellas que requieren una gran extensión de territorio para satisfacer sus necesidades, y que protegiéndolas se cuida también a todas las que están dentro de su territorio.

Esta alianza estratégica con la Corporación, abrirá la puerta para que otras entidades, empresas y comunidades se vinculen al proyecto para la conservación del oso andino.


Proyectó: María Camila Villegas Piedrahita
Revisó: Beatriz E. Canaval, Maria Isabel Salazar, Álvaro José Botero  y Wilson García.



Compartelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More