miércoles, 6 de mayo de 2015

CVC INCENTIVA CRÍA DE CHUCHAS PARA REDUCIR LA CACERÍA Y PROTEGER LAS POBLACIONES SILVESTRES

EN CORREGIMIENTO DE ROBLES EN JAMUNDÍ SE ADELANTA PROYECTO DE ZOOCRÍA



No es una “rata grande” se trata de un marsupial. Para la comunidad del corregimiento de Robles su caza y consumo es una tradición ancestral. Ahora buscan que su uso en gastronomía se convierta en atractivo turístico.

 B-167  Cali, 6 de mayo  de 2015

La CVC viene ejecutando un proyecto de diseño e implementación de la zoocría de chuchas o zarigüeyas en el corregimiento de Robles, municipio de Jamundí, donde ancestralmente este animal ha sido cazado y consumido como alimento, lo que ha llevado a que la población silvestre de esta especie se haya visto disminuida en la región.

“Hay mucha presión de caza sobre la zarigüeya y la población natural de esta zona de los humedales ha venido disminuyendo con el tiempo, por eso hemos diseñado una estrategia que incluye la zoocría como parte de la estrategia de conservación”, explica Humberto Sotelo, zootecnista del grupo Producción Sostenible de la CVC.

La idea es promover el aprovechamiento sostenible de la especie y proteger la población silvestre en la zona. Para ello se capturó un número de machos y hembras con las que se formó  una población en cautiverio. Actualmente, se estudian los requerimientos nutricionales de las chuchas para que crezcan en menor tiempo y con menor cantidad de comida y así tener carne de chucha que sea más saludable para los consumidores. 

La zarigüeya o chucha es un animal incomprendido, muchos piensan que es una rata grande cuando en realidad es un marsupial, es decir que es más cercana a un canguro que a las ratas. Además son animales limpios y exigentes con su dieta.

“Las chuchas son animales aseados y hasta exigentes para la  comida, no comen frutas que estén podridas y ni siquiera iniciando el proceso de descomposición” argumenta Lina Marcela Gómez López, zootecnista de la Universidad Nacional de Colombia.

“Estas comunidades vienen cazando en el medio pero no saben cuáles son los patógenos o qué carga parasitaria traen estos animales, entonces lo que busca este proyecto es brindar un animal adecuado, con buenas características y que la carne sea de mejor calidad y de un animal sano”, dice la zootecnista Gómez López.
 
El proyecto se adelanta en predios de la institución educativa Presbítero Horacio Gómez Gallo, donde a niños, jóvenes y adultos se les crea conciencia sobre las ventajas de criar a estos animales en vez de cazarlos. La propuesta ha sido bien acogida.

“Ahora queremos atraer el turismo y que la chucha sea la insignia del corregimiento, pues no la conocen y es nuestra fuente de proteína natural”, dice Edison Candela, habitante de Robles y quien acostumbraba cazar chuchas.

“También estamos capacitando a esta comunidad en la parte técnica y a nivel organizativo como comunitario, para que luego ellos se hagan cargo de continuar este proceso”, concluye Humberto Sotelo, zootecnista del grupo producción sostenible de la CVC.

Síganos en Twitter @cvccorporación, en Facebook CVC Valle del Cauca y en nuestros canales  youtube.com/informativocvc

Proyectó: Hermann Bolaños Caro. Tel: 3181700 ext 1427

Revisó: Humberto Sotelo, Álvaro Botero, Wilson García

0 comentarios:

Compartelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More